SJDIARIO

Diario Digital de San Juan

El área que impulsa la donación de órganos en San Juan

Para interiorizarnos más acerca de este sector que está llevando a la provincia a las más altas cifras nacionales en cantidad de donaciones de órganos entrevistamos a su responsable, la Dra. Verónica Berón, quien explica que “la Unidad de Procuración de Órganos y Tejidos es una organización dentro del Hospital Rawson que se puso en funcionamiento el 28 de noviembre de 2023 y que a la fecha ha tenido un muy buen desempeño, reconocido por parte de INCUCAI. Es parte de un programa que ejecuta INCUCAI a nivel nacional llamado PROCURAR, a través del cual se abrieron 14 unidades de procuración en todo el país y dentro de ellas la Unidad de Procuración del Hospital Rawson es una de las más destacadas por su labor. La unidad es la encargada de conseguir donantes dentro del hospital, que pueden ser de órganos o de tejidos, en el caso de tejidos, específicamente córneas”.

Los números que muestra el trabajo de la unidad son por demás alentadores: “Durante el transcurso del año la donación de tejidos ha aumentado más de un 100% respecto de años anteriores. Con ese aumento se ha logrado que la lista de espera de pacientes para trasplantar córneas haya disminuido en lo que va del año a menos de la mitad de los que estaban esperando el año pasado. El objetivo que nos hemos trazado junto con INAISA, que son los representantes de INCUCAI en la provincia, es llegar a “lista cero”, es decir, que no haya gente esperando trasplante de córneas, significará que hemos satisfecho toda la demanda. Respecto de los órganos, también hemos sido destacados a nivel nacional y en abril llevábamos trasplantados 33 pacientes gracias a la donación de órganos que ha habido”.

La manera en que se estructuran los trasplantes
El modelo de procuración, ablación y trasplantes de nuestro país exige y demuestra una total transparencia, lo cual es imprescindible para su funcionamiento. Acerca de ello, la Dra. Berón explica que “la actividad de procuración tiene que ver con la organización que tiene INCUCAI, que es absolutamente el único que regula esta actividad a nivel nacional. Nadie más puede intervenir, mediar, regular, controlar ni promover la donación ni el trasplante dentro del país. Ellos son los únicos, absolutamente los únicos que organizan una lista de espera, a través de un sistema que se llama SINTRA. Nosotros no trabajamos para trasplantar dentro de nuestro hospital, eso no es ético. Se trabaja de esa manera para impedir que puedan interferir en esta actividad de donación algunos intereses particulares, por ello todas las unidades del país trabajamos para esa única lista de espera nacional”.

“En el caso de los trasplantes renales los pacientes que pertenecen a nuestra misma región tienen un mayor puntaje para poder acceder a los primeros lugares de la lista de espera si surge un donante de Cuyo, porque eso tiene que ver con la posibilidad de distribución ya que los órganos que se procuran tienen un cierto tiempo de conservación desde que se procuran hasta que son trasplantados, duran horas en un estado adecuado según su tiempo de isquemia fría. Hay que garantizar que ese órgano no se pierda, y este método es igual en todo el mundo”.

El modelo de las unidades de procuración está inspirado en el que funciona en España, que es el país con más alto promedio de donantes por cada millón de habitantes. INCUCAI, viendo que las jurisdicciones no pueden dar abasto, está tratando de implementar que cada uno de los sanatorios y hospitales públicos y privados puedan contar con estas unidades de procuración.

Anatomía de un trabajo arduo, exigente pero satisfactorio
La actividad realizada por la Unidad de Procuración no es sencilla, desde lo técnico operativo como desde lo emocional y humano, ya que se interviene en momentos de enorme dolor: “La donación es una actividad sumamente difícil porque involucra muchas actividades y una situación muy crítica que es conseguir donantes posteriores a la muerte. Si bien uno puede donar en vida, la gran dificultad es conseguir esos donantes después de haber fallecido, primero por lo difícil que es mantener esos órganos funcionando artificialmente después de la condición de muerte encefálica, es un tiempo muy acotado. Otro de los escollos es la aprobación por parte de la familia del donante cuando no hubo una voluntad expresa de éste de donar”, señala la profesional.

La Unidad de Procuración trabaja dentro del hospital con todos los equipos médicos, “es transversal a todo el hospital, al equipo médico, al personal de la morgue, a los camilleros, al Laboratorio, Diagnóstico por imágenes, etcétera. Absolutamente todo el hospital trabaja junto con la Unidad de Procuración, que además es la única con la capacidad de llegar a ese familiar en condiciones de donante. Solamente puede la Unidad, no el hospital que interviene. Se trata de separar el tratamiento de un ser humano de la posibilidad de ser donante, es una organización fuera del equipo tratante. Los que procuramos no certificamos la muerte de un paciente dentro del hospital, eso corresponde al equipo médico del hospital, el equipo que trata, los terapistas y un equipo de neurólogos y neurocirujanos especificados por Ley, son separaciones establecidas por férreas disposiciones éticas que dan transparencia al proceso”.

Una vez que los médicos del hospital advierten a la Unidad de Procuración acerca de un posible donante, la Unidad inicia el diálogo con la familia y a la vez notifica a través del sistema SINTRA al INCUCAI sobre el caso, activando a todo el país, ya que “un operativo de donación es por ley una Emergencia Nacional, por eso entran a disposición aviones de los gobiernos y fuerzas de seguridad para lograr que se pueda trasplantar ese ser humano que está en una situación de alto riesgo. Es una de las únicas actividades médicas reguladas por una ley con un protocolo nacional establecidos por el Congreso de la Nación. A través de ese protocolo registramos ese donante y se empieza activar un montón de gente esperando ver la evolución de esta situación”.

Mostramos así parte de la tarea de la Unidad de Procuración, el disparador de los operativos de trasplante en San Juan, que en su culminación permiten a personas de todo el país una vida nueva y con esperanzas.

About Author