SJDIARIO

Diario Digital de San Juan

Un vínculo desgastado con Milei y Karina y malestar de otros ministros

Un vínculo desgastado con Javier Milei; una tensa relación con la hermana del Presidente, Karina Milei, y sospechas de desmanejos, como la demora en la designación de cargos en la gestión pública, y de espionaje a otros ministros precipitaron la salida de Nicolás Posse de la jefatura de Gabinete y su reemplazo por Guillermo Francos, un hombre clave hoy en el Gobierno.

Entre una larga lista de cuestionamientos, Posse sumó también críticas por el bajo perfil político y algunas dificultades que consideran que exhibió en un rol poco activo en el diálogo hacia adentro y hacia afuera del Gabinete.

Leé también: Renunció el jefe de Gabinete Nicolás Posse: lo reemplazará Guillermo Francos

Las críticas no son nuevas. El ahora exjefe de Gabinete estaba bajo la lupa de Karina Milei, “el jefe”, como la llama el Presidente, pero también de Sandra Pettovello, la ministra de Capital Humano que supo concentrar poder y las mayores cajas del Estado bajo su órbita. “La única billetera que está abierta es la de Sandra Pettovello”, dijo Milei apenas días después de llegar al sillón de Rivadavia.

Tampoco contaba con el visto bueno de Santiago Caputo, asesor presidencial y sobrino del ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo. Junto con Francos, el más joven de los Caputo asumió la responsabilidad de negociar la Ley Bases, aunque algunos le cuestionan su desempeño en ese rol. Sin embargo, tiene la confianza de Milei gracias al papel fundamental que jugó en la estructuración y en el orden que aportó para el éxito de la campaña.

About Author