SJDIARIO

Diario Digital de San Juan

Un hombre de 36 años que había sido robado al nacer logró reencontrase con su madre

Alejandro Martín Pérez, de 36 años, sabía que era adoptado “desde que tenía uso de razón” y poco le llamaba la atención conocer sus raíces hasta que nacieron sus hijas. La paternidad cambió su forma de pensar y de ver la vida. “En un control nos preguntan a mi expareja y a mí si teníamos antecedentes de muerte súbita, por ejemplo, y no supe qué responder. Ahí me di cuenta de que necesitaba encontrar mis raíces por mis hijas”, contó en diálogo con TN.

Tras una intensa búsqueda que duró 48 horas, Ale descubrió que había sido robado del vientre de su madre el 16 de diciembre de 1987 y que ella estuvo toda su vida buscándolo. Treinta y tres años más tarde lograron darse aquel abrazo tan esperado y comenzaron a cerrar la herida.

About Author