SJDIARIO

Diario Digital de San Juan

Marcha universitaria: tratativas tardías y una luz de alerta para Milei

 

Santiago Caputo, el estratega principal de la Casa Rosada que suele sobrevolar todos los rubros si es que no se mete a fondo en cada uno de ellos, intentó moderar el reclamo. Se lo hizo saber a Emiliano Yacobitti, el vicerrector de la Universidad de Buenos Aires, uno de los promotores de la marcha de este martes, que le contestó lo que, a todas luces, el asesor presidencial ya conocía de antemano: que era demasiado tarde para apaciguar los ánimos de cara a una movilización que, en los papeles, se prevé multitudinaria.

Como Javier Milei, que anoche celebró el superávit fiscal del primer trimestre del año -lo presentó como un “milagro”-, Caputo es un talibán de lo que el presidente definió por cadena nacional como “el programa de estabilización de shock más ambicioso de nuestra historia”, y el cerebro de la estrategia comunicacional del gobierno con la que el jefe de Estado se valió hasta ahora para legitimar, con la aprobación de buena parte de la sociedad, la ejecución de su plan, a través de la inoculación de un concepto, “la casta”, que utilizó para confrontar, con éxito, con el sistema político tradicional.

En los últimos días, sin embargo, en el tablero de la gestión comunicacional de Milei y su entorno se prendió una luz de alerta: la marcha convocada para hoy por estudiantes, rectores y profesores de las universidades de gestión estatal por el ajuste en los salarios y en los gastos de funcionamiento, a la que adhirieron sorpresivamente desde el sector privado, le presenta al gobierno su primer desafío público de magnitud, una movilización incómoda para el relato libertario, en momentos de extrema sensibilidad en el humor social.

 

About Author