SJDIARIO

Diario Digital de San Juan

Cómo impactaría una escalada del conflicto en Medio Oriente a la Argentina y a la economía mundial

 

Tras el ataque de Irán a Israel, los mercados siguen de cerca una posible escalada del conflicto en Medio Oriente, que de producirse tendría impacto tanto en la economía mundial como local.

Marcelo Elizondo, presidente del comité argentino de la International Chamber of Commerce (ICC), sostuvo: “A nivel mundial, el conflicto puede generar alguna suba de precios en la energía pero la Argentina este año tendería hacia la autosuficiencia, por lo tanto no estaría tan impactada como estuvo hace un par de años con la guerra en Ucrania. Pero de todas maneras eso puede alterar un poco los planes de inversión que el Gobierno podía tener, por la incertidumbre”.

“Es posible también que el conflicto genere alguna suba en los precios del oro, como consecuencia de la búsqueda de solidez ante la incertidumbre; que la inflación en el mundo no baje y entonces no bajen las tasas de interés en los Estados Unidos o en Europa, lo cual impide que los precios de los granos suban más como podría ocurrir si bajara la tasa de interés”, señaló.

Logística y comercio internacional
Elizondo afirmó también que podría verse afectada la logística de transporte y desacelerarse el comercio internacional. “Para el país no es una buena noticia, nunca el conflicto es una buena noticia. Argentina quiere financiamiento, por lo menos, para salir del cepo y los mercados se ponen más complicados ante los países emergentes en estos escenarios de ruidos y quizás las inversiones que se esperan en infraestructura, energía, minerales y tecnología tengan que esperar un poco si el conflicto se extiende, que es lo más probable”, consideró.

“Es posible que el conflicto genere alguna suba en los precios del oro, por la búsqueda de solidez ante la incertidumbre; que la inflación en el mundo no baje y entonces no bajen las tasas de interés en EEUU o Europa, lo cual impide que los precios de los granos suban más como podría ocurrir si bajara la tasa de interés” (Marcelo Elizondo)

Aunque Irán dio por concluida su operación, que ligó estrictamente al bombardeo de su consulado en Damasco y justificó como acto de “legítima defensa” invocando el artículo 51 de la Carta de Naciones Unidas, nadie puede asegurar que la tensión no escalará. “Yo no me imagino un desenlace rápido, sino más bien un nuevo escenario de tensión crónica. Probablemente esto exija profundizar en Argentina las reformas estructurales para corregir sus desequilibrios con menos ayuda externa”, dijo al respecto Elizondo.

Alineamientos y desalineaciones
Héctor Torres, dos veces representante de la Argentina en el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI), señaló por su parte que un conflicto abierto entre Israel e Irán “puede fácilmente desbordar fuera de Medio Oriente y solaparse con la guerra en Ucrania”.

En un contexto en que ya se nota cierta “fatiga fiscal” tanto de EEUU como de la Unión Europea con la guerra en Ucrania, Torres planteó varias preguntas: 1) ¿podrá la OTAN “financiar” dos guerras en paralelo; 2) ¿aprovechará China para avanzar hacia la “unificación”, tomando Taiwán?, 3) ¿qué capacidad tendría EEUU para asistir militarmente a Taiwan y a Filipinas, si China toma acción militar y ocupa los espacio del mar de la China en disputa?

About Author