SJDIARIO

Diario Digital de San Juan

Traumatología y un gran crecimiento estructural en San Juan

 

 

Para conocer esos aspectos, algunos muy recientes y otros en pleno desarrollo, conversamos con el Dr. Daniel Luque, jefe de servicio, quien nos interioriza acerca de realidades que implican una mejora sustancial para el desarrollo del área con beneficios sustanciales para los pacientes.

Banco de prótesis
Una realidad en desarrollo y que ya está mostrando grandes resultados es el banco de prótesis, acerca del cual el Dr. Luque refiere que “Ha llevado seis meses de gestión, empezó en febrero y en forma progresiva fueron aumentando la cantidad de cirugías llevando 160 hasta el momento, el Hospital de Pocito se plegó al trabajo del Banco a través de la red traumatológica provincial, realizando tres cirugías. La mayor cantidad de pacientes son operados por fractura de fémur, fractura de tibia, de platillo tibial, la mayoría son fracturas de miembros inferiores”.

Los resultados hasta aquí se muestran de manera clara: “El avance del banco de prótesis se ha traducido en internaciones más cortas, lo cual es muy importante y en la medida en que se pueda avanzar con la Red traumatológica provincial a través de los hospitales periféricos será aún mayor, porque permitirá que muchos pacientes puedan ser operados sin necesidad de internación en los centros de salud más cercanos a su domicilio, evitando saturar al Hospital Rawson para que así éste se dedique mayoritariamente a las cirugías de mayor complejidad. Todavía se está muy lejos del techo al que podemos llegar, pero precisamente la mayor necesidad es que los demás hospitales aprovechen este banco de prótesis y realicen cirugías, con ello la provincia entera tendrá un gran resultado, aprovechando el gran esfuerzo que hicieron las ortopedias proporcionando las cajas de instrumental”.

Luque define que “la ventaja que otorga el banco de prótesis es impresionante, para el paciente y para el hospital. El proceso previo a la cirugía antes nos llevaba 30 días, ahora demora un día la presentación de papeles y dos días la autorización del ministerio, en tres días el paciente ya está operado. Es muy útil, tienen que usarlo más los demás centros de salud, los resultados están”.

Especialización en traumatología
Recientemente se realizó en el Hospital una toma de exámenes para la especialización en Traumatología y Ortopedia de médicos de todo el país, la cual implica que el hospital elegido cumpla con exigencias muy puntuales. Al respecto el Dr. Luque explica: “Vinieron por dos motivos: primero por la toma de exámenes, ya que la Asociación Argentina de Ortopedia y Traumatología dispone tres o cuatro fechas al año para tomar exámenes en diferentes lugares del país, generalmente los hacen coincidir con la evaluación que hace la AAOT del servicio de Traumatología de cada hospital, entonces destinan el lugar de examen por muchos factores: edilicios, por cantidad de médicos, por las condiciones laborales y otras. Para ello vienen médicos de todo el país a rendir. Hubieron 45 inscriptos y rindieron 40, de los cuales aprobaron 13 con una modalidad de examen escrito múltiple opción, se hacen cien preguntas y deben aprobar el 70%; luego un examen multimedia con veinte carpetas, entre las cuales el alumno elige una, en la cual figuran cinco casos clínicos, se lo examina y sus repuestas son evaluadas por médicos de la Asociación y otro con asistencia de paciente. Nosotros colaboramos con la logística y ayudamos a formar las mesas de exámenes”.

Para ser sede del examen se deben reunir ciertas características y los médicos que llegaron “quedaron asombrados, no solo por la infraestructura de nuestro hospital sino también por la permanente actividad que tiene nuestra residencia. Esto es lo que garantiza que los médicos residentes tengan una formación óptima. Cuando ellos ven que nosotros tenemos entre 1.500 y 1.800 cirugías por año se dan cuenta de que hay una cantidad de exposición muy importante para que el residente pueda aprender a través de la práctica permanente”.

En la visita y evaluación los médicos que llegaron conocieron nuestro banco de prótesis y otras mejoras: “La última evaluación a nuestro hospital la hicieron en mayo de 2018 y han visto un gran crecimiento: en ese entonces no estaba fusionada la guardia del servicio, antes dependía del servicio de Urgencias y ahora depende de Traumatología; ahora tenemos la digitalización de la historia clínica y la posibilidad de ver los estudios a través de la plataforma digital de diagnóstico por imágenes, y ahora el banco de prótesis, que los dejó admirados y quieren conocer más para implementarlo en otros hospitales del país”.

Los 40 años de la residencia en Traumatología
La residencia de Traumatología se inició en 1983, en ese entonces duraba tres años con un solo residente, después pasó a durar cuatro años y se forman dos residentes por año. Al respecto, Luque consideró que es importante mantener esta residencia: “en estos cuarenta años cada uno aportó algo para hacerla crecer, todos los jefes del servicio hicieron mucho al respecto, desde Aguilera, Lucero, Manilov, Achilles, Balverdi, Quesada, después yo, todos aportamos para mantenerla vigente, porque la residencia es el motor de un servicio, los residentes son los que aportan las nuevas ideas y las técnicas que van surgiendo porque están estudiando sobre lo último que va surgiendo, si se pierde la residencia nos empezamos a quedar todos, por eso es tan importante, se van los residentes y el hospital se para. Por eso también es tan importante que el residente tenga herramientas para formarse y tenga mucha práctica, y aquí la tiene, incluso tiene un resonador y dos tomógrafos, que antes no estaban, es una gran ventaja para ellos también”.

Reconocimiento a Ortopedia Infantil
El sector de Ortopedia infantil fue reconocido esta semana por la Sociedad Argentina de Ortopedia y Traumatología Infantil (SAOTI), lo cual reviste una gran importancia y una valorización del esfuerzo profesional de años. “Hoy funciona como un sector dentro del servicio de Traumatología, quizás en un futuro se inaugure un hospital Infantil y ellos se vayan para allá como un servicio. El doctor Gustavo Herrera tiene todo el mérito en eso, desde conseguir un lugar para que funcionara, instalando allí un sector de ortopedia infantil con su consultorio, un sector de enfermería, con lo cual un niño que ingresaba con una fractura no tiene que compartir espacios con los adultos viviendo experiencias que no son convenientes para él, a veces momentos desagradables, traumáticas. Ahora hay un sector infantil, acondicionado para ellos, decorado, amigable”.

Eso es lo que la SAOTI ha venido a reconocer y avalar, es un paso más y muy importante. “En octubre o noviembre van a evaluar la residencia, y todo esto es muy importante también. El doctor Herrera estuvo muchos años solo, ahora está acompañado por cinco traumatólogos infantiles más, sumado a una doctora que está terminando su rotación en un hospital en Buenos Aires y después se suma al equipo, es un gran trabajo el que se hizo”.

El futuro
Los planes a futuro del Servicio de Traumatología son realmente trascendentes, principalmente en cuanto a su reestructuración organizacional interna, orientada a un funcionamiento más ágil y moderno que permitirá un mejor funcionamiento y un claro crecimiento profesional.

El objetivo próximo es trabajar con departamentos, formar departamentos de las diferentes sub especialidades: departamentos de Miembro superior; de miembro Inferior; de Columna; Ortopedia Infantil y de Trauma ortopédico. “Entonces cada médico se integra a cada departamento según su especialidad y sus preferencias, surgen nuevos médicos y se suman a cada departamento con especialistas que hablan su mismo idioma, se dedican a lo mismo, se capacitan y especializan a la par. Eso no es fácil, lleva su tiempo, a veces cuesta decirle a un médico que es especialista en muñeca pero también opera cadera y rodilla que se va a dedicar solamente a su especialidad inicial, pero es muy importante que lo haga, con eso se van a lograr mejores resultados y una mejor especialización de los profesionales que tenemos y de los que se vayan sumando, se reduce el margen de error y se incrementan los resultados”.

“También estamos trabajando con Capital Humano del ministerio y con Calidad del Hospital en hacer un organigrama del servicio, desde el jefe hasta los subjefes que hay aquí: dos jefes de Clínica; un jefe de Consultorios Externos; un jefe de Guardia, quien organiza la guardia de cada día de la semana; un jefe del Banco de Prótesis; un jefe de Ortopedia infantil; y un jefe de Quirófano. Esa es la distribución que hemos propuesto a Capital Humano del ministerio. Con ese organigrama se eficientiza notablemente el trabajo. Traumatología es un servicio muy grande, con muchos pacientes, por eso es muy importante mejorar el esquema de trabajo, distribuyendo responsabilidades específicas para tener un funcionamiento más ágil, el Jefe tiene mayor capacidad para gestionar y se jerarquiza el trabajo de los profesionales”.

Para sintetizar, el Dr. Luque señala que todos estos cambios son muy importantes si se consiguen: “El servicio de Traumatología tiene más de setenta años y ha mantenido siempre la misma estructura mientras la población ha crecido, la cantidad de pacientes se ha multiplicado y complejizado, y eso no se ha traducido en la estructura del servicio. Por eso hay que llevarlo a cabo y la dirección del hospital nos ha apoyado mucho en iniciar ese camino”.

About Author