SJDIARIO

Diario Digital de San Juan

Fibrosis quística: afecta a 3000 personas y su detección precoz es clave

 

 

La fibrosis quística afecta en Argentina a uno de cada 8.000 recién nacidos y se calcula que más de 3.000 personas la padecen en el país, algunas no diagnosticadas, por lo que especialistas destacaron la importancia de una detección temprana para mejorar la calidad de vida de los pacientes a partir de recientes tratamientos que marcaron un antes y un después.

En el marco del Día Mundial de la Fibrosis Quística (FQ), que se conmemora el 8 de septiembre para concientizar a la población sobre la enfermedad, profesionales dijeron a Télam que si bien se trata de una patología hereditaria, su detección es clave para acceder al tratamiento que permite alcanzar una expectativa de vida similar a la de una persona que no la padece.

«La FQ es una enfermedad hereditaria, en donde ambos padres tienen que ser portadores de un gen mutado. Es de carácter progresivo y va afectando múltiples órganos, como el páncreas, el pulmón, senos paranasales, hígado, intestinos, piel, sistema reproductivo», explicó el doctor Óscar Rizzo, especialista en Neumonología y coordinador del grupo FQ en el Hospital de Rehabilitación Respiratoria María Ferrer.

Además, produce complicaciones infecciosas, compromiso funcional respiratorio, mala absorción, desnutrición, deshidratación, esterilidad y conlleva problemas psicosociales sobre todo en los años de desarrollo madurativo de niños, adolescentes, jóvenes y adultos, añadió.

En la Argentina afecta a uno de cada 8.000 recién nacidos y aunque no se puede prevenir es posible realizar una detección temprana a través del screening neonatal o prueba del talón

«Definitivamente es de extrema importancia el diagnóstico precoz para comenzar el tratamiento lo más temprano en la vida, ya que de esta manera los resultados a largo plazo son mucho mejor», dijo a Télam Alejandro Teper, jefe del Centro Respiratorio del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.

El Programa Nacional de Pesquisa Neonatal (estipulado por la ley nacional 26.279 del año 2007) permite detectar precozmente la FQ, y los médicos coinciden en que a partir de un tratamiento relativamente nuevo se pasó «de una sobrevida que no superaba la adolescencia a que los pacientes entren en la adultez con una calidad de vida muy cercana a la población general».

«En los últimos 7 años se fue evolucionando con la medicación. Primero se empezó con la llamada doble terapia donde se veía una mejoría sobre todo en lo que respecta a lo nutricional pero con poco efecto en la función pulmonar, y finalmente con el desarrollo de la triple terapia se ven los beneficios tanto a nivel nutricional como respiratorio», explicó Teper.

About Author